Preparación

 
       
 

 

 

 

Corte

 
       
 

 

 

Limpieza

 
       
 

 

 

Aplicación de Cemento

 
       
 

 

 

Ensamble

 
       
     
 

Tenga a la mano las herramientas que va a utilizar que son: el cortador o segueta, el flexómetro, un trapo limpio y una lija o lima.

Asegúrese de utilizar tubería y conexiones que cumplan con las normas establecidas y que el pegamento sea el adecuado para la tubería y conexiones. El pegamento debe tener una consistencia liquida, si la consistencia del pegamento es gelatinosa cámbielo por uno nuevo.

 

 

 

 

 

Para cortar la tubería de CPVC GLSTUBOS® usted puede utilizar un cortador circular, un cortador de trinquete o con una segueta de diente fino, solo que al usar la segueta deberá de hacer el corte lo mas perpendicular (90°) que pueda. Porque un corte perpendicular al eje del tubo proporcionara una mayor área de sujeción. Si encuentra alguna anomalía en los extremos del tubo (fisura, aplastamiento, etc.) corte 5 cm después de esta por seguridad.

 

 

 

 

 

 
 

Quite la rebaba del extremo del tubo que acaba de cortar y quite también los filos que tenga el tubo ya que estos pueden afectar la unión tubo-conexión, algunos cortadores traen una uña para hacerlo. Si usted uso la segueta de diente fino en el corte puede utilizar la lija o lima para quitar la rebaba y los filos.

 

 

 

Una vez que haya quitado la rebaba y los filos, limpie con un trapo seco la humedad, polvo o grasa de los casquillos de la conexión y de la superficie del tubo que estará en contacto con la conexión.

 

 

 
 

 
 
Cuando el tubo y la conexión estén limpios, aplique el cemento en la superficie del tubo, la aplicación debe ser uniforme, es decir, que deberá cubrir toda la superficie a cementar, usando el mismo aplicador sin añadir más cemento aplique el cemento en los casquillos de la conexión (el exceso de cemento en las uniones puede obstruir el fluido del agua), debe realizarlo lo más rápido posible para evitar que el cemento seque antes de terminar la unión.
 
 
     
 
 
 
Inserte el tubo dentro de la conexión hasta que haga contacto con la base, gire ¼ de vuelta la tubería (sin olvidar colocar la conexión del modo que usted requiera) para asegurar una distribución uniforme del cemento dentro de la unión. Sostenga la unión alrededor de 15 segundos mientras esta seca, con esto usted asegura que el tubo y la conexión quedaran perfectamente unidas.