• No se forman incrustaciones o adherencias en los sistemas de agua.
  • Alta resistencia al fuego. No se prende fácilmente cuando se le aplica una llama directa, tiende a autoextinguirse cuando no se le aplica una flama constante.
  • Mantiene la temperatura del agua un mayor tiempo, ahorrando energía.
  • Es de fácil manejo y rápida instalación (no se requiere de herramientas especiales).
  • Costo de instalación bajo.
 
 
  • Más económico que las tuberías metálicas.
  • Es para sistemas de agua caliente y fría.
  • Compatible con la tubería de cobre CTS
    (tamaño de tubo de cobre).
  • Al trabajar con agua caliente soporta temperaturas hasta de 95°C y presión de 7 Kg/cm 2.
  • No se oxida, corroe o rompe.
  • No transmite olores ni sabores.
  • Por su ductilidad permite una mayor resistencia a la flexión y a la compresión.
  • Libre de mantenimiento en las instalaciones.
 

 

 

 

El CPVC pertenece a la familia de los termoplásticos. Un termoplástico es aquel plástico que al someterlo a altas temperaturas se vuelve deformable, es decir, podemos darle la forma que se requiera y que al enfriarlo este toma dicha forma y una gran resistencia.

Este material mantiene todas las características del PVC, pero por la cloración extra que tiene, ofrece un mayor rango de resistencia de uso cuando se trabaja a altas temperaturas.

El CPVC actualmente se utiliza como un sustituto del cobre en la distribución de agua caliente y fría, al tener buenas propiedades también puede usarse en el manejo de algunos líquidos industriales, esto hace del CPVC un plástico de uso doméstico e industrial.

 
 

 
 

Sistemas de agua caliente y fría para:

 
 

- Casas

- Departamento

- Edificios

- Albercas

 
 
 
 
 

 
 

Sistemas de agua potable y agua caliente y fría en:

 
 

- Industria del Papel

- Industria Química

- Industria de Alimentos

- Industria de Bebidas